siguiente previous contenido
Introducción

Cuando se observan las formas de los seres vivos, resulta evidente que éstas no son arbitrarias pues poseen cierta armonía o equilibrio en sus proporciones. Estas simetrías morfológicas no sólo nos parecen estéticamente bellas sino que además permiten a los organismos ser exitosos en términos biológicos.

Una de las simetrías más interesantes es la espiral, presente en una gran diversidad de vegetales y animales. Un bello ejemplo de este tipo de simetría se ilustra en la imagen a continuación, donde puede apreciarse con toda claridad la curva que describe el perfil de la concha de un Nautilo: como veremos resulta ser la espiral logarítmica. Ésta ha sido profundamente estudiada desde el punto de vista matemático; también hay estudios que analizan su relación con las propiedades del crecimiento terminal (por una extremidad) y autosemejante (sin alteración de la geometría global) presente en muchos organismos.






siguiente previous contenido